martes, agosto 2

El Ángel Caido


- ¿No tienes miedo?- preguntó Aarón nervioso.
- No, ¿Por qué debería tenerlo?- respondió Ezequiel – Somos Ángeles y se supone que podemos volar.
- Ya, pero...¿Tu has mirado donde queda el suelo? – Debe haber mas de un kilómetro.
- ¿Para qué te han dado las alas?. Sólo tienes que moverlas. ¡Mira!.

Ezequiel abatía sus alas lentamente, acariciando el aire. Se habían alejado hasta la frontera del cielo y, encaramados al muro, observaban la última creación de su Dios, la Tierra.
- ¿Y dices que abajo ha creado el Hacedor nuevas criaturas?- Aarón buscaba con su mirada alguna prueba de la existencia de a lo que llamaban humanos.
- No estaríamos aquí si no lo creyera, ¿No?. ¡Vamos!; Bajemos para comprobarlo.

La figura de Ezequiel se alejaba velozmente; No quería parecer cobarde, pero aquello era una locura. Haciendo acopio de valor, cerró los ojos y se dejó caer.

Sus alas no conseguían reunir la suficiente fuerza para mantenerle en el aire.
- ¡Ezquiel!- gritó asustado al pasar al lado de su amigo.

Aarón paró a menos de un centímetro del suelo. Su amigo, le sujetaba por una sola pluma. Muy poco para evitar lo inevitable.

- ¡Si tocas el suelo perderás las alas y nunca volverás al cielo!- Ezequiel notaba como su presa se escapaba por momentos.
- No me..

El pesado Ángel notó por primera vez la textura de la tierra. Era muy diferente a como lo había imaginado. Absorto, caminó hasta un árbol cercano. Ni siquiera escuchaba ya a su amigo;

- ¡Aarón!, ¡Tus alas!.

El suelo aparecía cubierto de plumas que cubrían como un manto acolchado, las pisadas de Aarón.

Poco a poco, la voz de su amigo se silenció. Había dejado de pertenecer al cielo y le estaba vedado comunicarse con sus habitantes. No era humano y no pertenecía al nuevo reino, pero se sentía cómodo allí.

No sentía agotamiento, pero al llegar hasta un lugar de exuberante vegetación, hizo un alto en su camino y buscó acomodo en un pequeño claro. Una voz, extraña, que atravesaba sus oídos, se acercaba. Al cabo de unos minutos, ante él, una extraña figura, desnuda, se presentó.
- ¿Quién eres?- preguntaba con voz tímida – Yo soy Eva.

Dudo unos segundos antes de responder; Ya no era un Ángel y no recordaba su nombre. Eso le incomodó; ¿Quién era él?.

- No lo recuerdo....¿Satanás está bien?
- Umm...Me gusta – respondió la hermosa criatura.

12 Tu opinión es importante:

Blogger Toni Boix said...

Muy bueno, muy lindo.

3:04 p. m.  
Blogger Juan Carlos said...

he copiado a javi lo de hablar de la biblia!

3:07 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

I just had to link to this article in The Rake, a free monthly...
I just had to link to this article in The Rake, a free monthly magazine published in the Twin Cities.
Willie
hair color

3:34 p. m.  
Blogger Juan Carlos said...

the rake? magazine?

3:41 p. m.  
Blogger Javier Esteban Gayo said...

¡Estos soldados americanos que nos espían son unos cachondos mentales!

El cuento está muy bien. Quizá faltaría recalcar un poquito más lo de la desorientación del ángel antes de decir lo de Satanás, me resulta algo brusco ese párrafo.

Y que los nombres de los ángeles muy angélicos no son... :D

4:42 p. m.  
Blogger Nimraithkar said...

Ahhh el angel caido cayó entonces suavemente. Me la imaginaba mas como un ramalazo.
Me gustó mucho tu relato. En un momento me recordó a las alas del deseo y al motivo por el que dejé de desear pertenecer al reino de lo invisible :D

9:11 a. m.  
Blogger Juan Carlos said...

nimraithkar tus comentarios en sí parecen un relato. A ver cuando te apuntas a hacer algo para sangreyfuego!

9:14 a. m.  
Blogger Juan Carlos said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

9:14 a. m.  
Blogger Tania0110 said...

i love angel statues..

10:11 a. m.  
Blogger minna said...

Me ha encantado. La pregunta de ...¿Satanás está bien?, juega y juega según el estado de ánimo en que uno se encuentre. Puede ser con ironía implícita, o con una inocencia desarmante.

Y, por si nadie lo sabía,...esa estatua del angel caído es la única que se ha hecho de Lucifer, recién caído. De hecho, creo que es la única estatua a Lucifer en un lugar público, del mundo. Sólo existen dos piezas, la que está en el parque del Retiro y una copia en la antigua Escuela de Bellas Artes, de la calle Alcalá, en Madrid.

Enhorabuena...

2:09 p. m.  
Blogger Juan Carlos said...

Madrid es ciudad de ángeles y demonios, asi que no es sorprendente que se le rinda homenaje a "La Bestia"

2:51 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! Buy prescription neurontin online Pharmaceutical provigil Parental control pc monitoring suite parental monitoring subaru impreza wrx type r Peugeot 206 picture American faucet standard williamsburg windows dvd barcode scanner for media collection Uk zocor mini currency trading

5:46 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Foros web gratis
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Add to Technorati Favorites